La historia de la Cinemateca Dominicana inicia el 16 de noviembre de 1979 bajo el nombre Cinemateca Nacional, gracias al trabajo en conjunto de Agliberto Meléndez, Omar Narpier, Adelso Cass y otros colaboradores. La fundación de esta entidad fue un sueño hecho realidad, pero la idea parte de una iniciativa en el gobierno de Antonio Guzmán Fernández en el que se crea la Unidad de Cinematografía, órgano dependiente de la entonces Secretaría de Educación, Bellas Artes y Cultos.

Durante su acto inaugural se proyectó la película “El Nacimiento de una Nación”, del reconocido director David Wark Griffith, además de dos cortometrajes auspiciados por la Unidad Nacional de Cine: “El niño y la noche”, de Adelso Cass y “El Hijo”, de Agliberto Meléndez.

A pesar de desempeñar sus funciones de forma ininterrumpida durante ocho años, gracias a la labor de sus distintos directores como el mismo Agliberto Meléndez, Hildebrando Hidalgo y Edgardo Pérez, la Cinemateca Nacional cierra sus puertas el 18 de noviembre de 1987. Esta entidad fue traspasada a la dirección del Museo de Historia y Geografía, donde se redujeron sus actividades para convertirse en un centro audiovisual.

No es hasta el 16 de marzo del 2002 que la Cinemateca Nacional logra su reapertura y en agosto de 2004, bajo el gobierno de Leonel Fernández Reyna, la “Cinemateca Nacional” adquiere el nombre de “Cinemateca Dominicana”, tomando un sentido más estricto de sus funciones como organismo de conservación y difusión de joyas cinematográficas.

En el 2005 la Cinemateca es dirigida por el crítico de arte Carlos Francisco Elías  quien viaja a Brasil para participar en el Congreso de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF), logrando con el mismo hacer que la Cinemateca Dominicana se afilie a ese organismo.

A continuación, la institución fue dirigida por Luis Rafael González (2007-2011) seguido por Lidia Bastos (2011-2012).

Con la promulgación de la Ley 108-10 para el fomento de la actividad cinematográfica en la República Dominicana, la Cinemateca Dominicana se convierte en una dependencia de la Dirección General de Cine, haciendo esto efectivo en septiembre del 2012, bajo la gestión de Ellis Pérez, designándose a la  realizadora de cine y TV y actriz, Fiora Cruz Carretero como encargada de la misma. Inmediatamente se realizan modificaciones físicas para habilitar espacios destinados a la formación cinematográfica que continúa con fuerza bajo la gestión de la actual Directora General de Cine, Yvette Marichal.

El 4 de noviembre del 2015 se firma el Pacto para la Preservación del Patrimonio Audiovisual Dominicano en el que representantes del gobierno y de los distintos sectores de la industria cinematográfica dominicana se comprometieron a proteger las memorias audiovisuales del país con el apoyo de todos los ciudadanos.