HomeNoticiasNoticias DGCINEIFF Panamá: la República Dominicana se construye como un centro de producción

IFF Panamá: la República Dominicana se construye como un centro de producción

Impulsada por una de las ofertas de incentivos fiscales para películas más fuertes del mundo, con un 100% de descuento para producciones nacionales, un 25% para producciones internacionales y un 1,5% de retención de impuestos, la República Dominicana ha visto un aumento en la producción de películas desde que la nueva Ley No. 108-10 fue promulgada en el 2010.  

Este fenómeno se ha aprovechado aun más gracias a la creación de Pinewood Dominican Republic Studios, operada por Lantica Media, como parte de una asociación con Pinewood Studios Group.  

El clima fiscal favorable ha atraído un número creciente de rodajes en inglés, incluyendo la serie de Netflix, The I-Land, la serie de tres partes de la BBC-NBC, The Long Song, y If Beale Street Could Talk,  de Barry Jenkins.  

La industria cinematográfica de la República Dominicana, con alrededor de 25 películas producidas por año y presupuestos promedio cercanos a $ 1 millón, se destaca en la región de América Central y el Caribe, donde los cineastas a menudo se ven obligados a recurrir a técnicas guerrilleras para poder hacer sus películas.

El Festival de Cine Global (FCGD), programado por Luis Rafael González, se ha convertido en un evento de visita obligada para los agentes de ventas europeos, que han seleccionado recientemente películas como Carpinteros (Film Factory) y The projectionist (Media Luna), dirigidos por José María Cabral, Mosh (Media Luna), dirigido por Juan Antonio Bisonó, Holy Beasts (Latido), dirigida por Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas, doble ganadora en Guadalajara y concursante en IFF Panamá; Miriam miente (Latido) y En tu piel (Intramovies) dirigidos por Matias Bize Bize  y The watchman (Habanero) dirigido por Alejandro Andújar.

Las películas locales registraron una participación de mercado de 21.8% en 2017, una de las acciones más altas de América Latina en esta década.  

La comedia romántica Que León, dirigida por Frank Perozo, lanzada en noviembre de 2018, es uno de los mayores éxitos del país, con más de 400,000 taquilla en la República Dominicana y más de 100,000 espectadores en los Estados Unidos.  

Otros éxitos recientes incluyen la comedia romántica Colao (2017), dirigida por Frank Perozo, con 340,000 taquillas y la comedia Tubérculo Gourmet (2015 ) dirigida por Archie López, con más de 500,000 taquillas.  

Los usuarios de servicios de distribución digital de contenido multimedia a través de las redes están interesados ​​en sacar provecho de los beneficios fiscales disponibles en la República Dominicana.  

Claro Video, la plataforma de transmisión colombiana, completó recientemente la trilogía de espionaje Rubirosa, co-dirigida por el argentino Hugo Rodríguez (La Hermandad) y el colombiano Carlos Moreno (Dog Eat Dog) con un reparto pan latino, incluido el actor colombiano Manolo Cardona (Narcos).  

Los principales agentes en la República Dominicana incluyen Lantica Media, que produce proyectos de cine de autor  como Hotel Copellia y películas comerciales  como Cinderelo La barberia; el Grupo Bou, que ha producido éxitos recientes como Que León, y Trabajo Sucio, así como proyectos de cine de autor como Malpaso, dirigido por Héctor Valdez.

Otras compañías clave incluyen el productor/director Roberto Angel Salcedo por Super Dad 2 y Francis Disla por El fantasma de mi novia.  

La tercera película de Valdez, Malpaso, se proyectará en la barra lateral de Pix-in-post de Primera Mirada de IFF Panamá. Él dice que el esquema de incentivos de la República Dominicana ha sido esencial para que su película sea filmada.

Muchos nuevos cineastas han podido ingresar al negocio cuyas voces no son necesariamente para fines de lucro, pero son muy necesarias para abordar problemas sociales clave en nuestro país, explicó Valdez  

Natalia Cabral y Oriol Estrada, asisten a IFF Panamá con Miriam miente, respaldada por Latido, que recientemente ganó el premio de la crítica en Toulouse y se vendió a HBO USA.  

Dicen que hay una presión de los inversores locales para elegir los proyectos comerciales, que se pueden combinar con las estrategias de comercialización y colocación de productos.  

Ahora están desarrollando su próximo proyecto The last action movie, que será coproducido con Pablo Mustonen, aborda algunas de estas tensiones.  

Se trata de un cineasta local que estudia en una escuela de cine en Europa y regresa con la esperanza de hacer una película de arte, pero en su lugar tiene la oportunidad de dirigir una película comercial con un actor de edad avanzada, que fue una gran estrella en los años ochenta.

Cabral y Estrada creen que su película proporcionará una visión entretenida de las presiones conflictivas de Dominiwood.  

Luis Rafael González, un distribuidor y programador independiente del FCGD de República Dominicana, que asistió al IFF Panamá por séptimo año consecutivo, ahora está considerando iniciar una casa de producción.  

González distribuye principalmente títulos extranjeros, como Shoplifters de Hirokazu Kore-eda. En el caso de algunos títulos, adquiere derechos únicamente para Puerto Rico, como Champions, dirigido por Javier Fesser’s  ganadora de un Goya, y que Universal distribuyó para el resto de América Latina. Ha permanecido exitosamente durante seis meses en Puerto Rico y ha acumulado $180,000, solo superado en el resto de Latinoamérica por $400,000 en México.  

González cree que las plataformas de transmisión digital eliminarán progresivamente a los distribuidores independientes y agentes de ventas.  

Netflix ha cambiado el modelo. Solía ​​ser propietario de varias tiendas de videos de películas en la República Dominicana. El cambio masivo que se produjo en el video casero ahora se está extendiendo al resto del negocio. Las plataformas digitales están democratizando el acceso al cine y los intermediarios se están reduciendo. Los agentes de ventas solían negociar acuerdos en todo el mundo. Ahora los productores solo necesitan un acuerdo con una plataforma de transmisión. Y solo eso. Creo que es positivo porque el dinero va directamente al productor. Es por eso que estoy pensando en entrar en producción.

Fuente: Variety

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Anterior post
Programación: "Fernando Báez: Un Legado de Luz"
Próximo post
Convocatoria abierta para la 4.ª edición del Festival Internacional de Cortometrajes Libélula Dorada